18/9/14

La Golondriz



 
Viñetas publicadas en La Golondriz (Serie Major)
  "El humor como autoayuda para víctimas de la crisis.
Publicación de la Academia Española del Humor.
Septiembre 2014

16/9/14

La sumisión

Publicado en Valencia Fruits, nº 2.642 (16 de septiembre de 2014)

15/9/14

...Y DOS HUEVOS DUROS

El mundo vive acelerado. Deprisa, deprisa, como en la película de Saura. En esta carrera de obstáculos no conviene detenerse porque el que no corre, vuela. ¡Hala, hala! Máxima celeridad. La hemos vivido en el reciente relevo generacional que se ha producido en la banca; hace bien poco también se dio en la realeza; de igual forma tuvo lugar en la Iglesia, y más y numerosos cambios que se avecinan en la política.
En el Valencia también hay prisas en renovar a Paco Alcácer, y eso no es malo, porque luego pasa lo que pasa, que ejemplos hay, ¿eh? Ahora bien, donde no se aprecia tanta urgencia es en los despachos de Bankia y en los de Meriton Holdings Limited, aunque a lo mejor cuando el lector haya llegado a estas líneas los representantes de Peter Lim y los abogados del banco intervenido ya han alcanzado el definitivo acuerdo.
Pero no creo porque aún hay mucha tela que cortar. Que si el pago de los 230 millones se fracciona en tres tramos, que si las carencias, que si las garantías, que si la capacidad de endeudamiento, que si la suspensión del PAI de Porxinos, que si la sentencia del Tribunal Supremo, que si el OK del Protectorado de Fundaciones, ¡que si quieres arroz, Catalina...! Imagino las reuniones en una especie de camarote y que entre discusión y discusión, propuesta y contrapropuesta, alguien reclama unos cafés "¡y dos huevos duros!"
Ante tanta demora, y ahora que estamos hablando de huevos,  ¿por qué para, al menos adivinar lo que puede tardar este asunto, no se echa mano de la bruja Adelina? Sí, esa a la que dicen que tanto se aficionó Jordi Pujol porque, como pitonisa de cabecera, le pasaba unos huevos duros por la espalda para alcanzar limpiezas espirituales y a la vez que le daba respuestas acerca de asuntos familiares y de gobierno. ¿Qué, qué? Bueno, a lo mejor no fue tan eficaz, porque no llegó a advertirle de algo que a él se le pasó por alto durante años y años.
Aquí no hay brujas ni quieren que nada pase por alto. La negociación para la vender el Valencia no es como ir a la segunda plata del Corte Inglés y pedir una camisa de la talla 42. Los que negocian, para escudarse en las demoras, suelen decir que todavía quedan flecos. Complicada, sí, pero no como la que el club ha de abordar de inmediato. La de Alcácer, que decíamos antes. Eso sí que ha de ser cosa de una tarde, porque esta perla de la cantera que termina su contrato en 2016 quiere quedarse y el Valencia quiere que se quede. Hay que cerrar el acuerdo ya y, ¡virgencita, virgencita!, desear que luego no aparezca el listillo de turno y diga tal club ofrecía el oro y el moro y que era necesario el traspaso. También hay muchos ejemplos. Ahora, que, si entonces el club ya es definitivamente propiedad de Peter Lim, pues ni cantera ni cantero, que ya se sabe que donde hay patrón el marinero tiene poco que decir.
 
552 (Publicado en Las Provincias el 12 de septiembre de 2014)

10/9/14

La fuerza y la fortaleza

Publicado en Valencia Fruits, nº 2.641 (9 de septiembre de 2014)

5/9/14

SIN PAUSAS

El nuevo curso, el de la reforma educativa, ha llegado repleto de ilusiones para el Valencia, también con renovaciones. El futuro pinta bien y el equipo echó a rodar como muchos otros desearían haber hecho. Un buen principio que engloba dos acepciones: la del eficaz comienzo. y la de los valores y la moral, porque después de las pocas luces y demasiadas sombras que enturbiaron la campaña anterior, los aficionados –a pesar de que este año deberán conformarse con ver la competición europea a través de la tele– han recuperado la sonrisa e incluso los más optimistas, a pesar de que esto no ha hecho más que dar dos pasos, ya la lucen de oreja a oreja.
La plantificación de la plantilla ha ilusionado mucho al personal y, aunque todos sabemos o deberíamos de saber que los grandes equipos se construyen con buenos cimientos en la defensa, lo que más ha atraído ha sido el tridente que forman Alcácer, Rodrigo y Negredo, llamado a destrozar las defensas rivales. Es de lo que más se habla. Eso sí, probablemente no será fácil que veamos a los tres espadas en la mismo ruedo, aunque si se torcieran las cosas en algún partido, tampoco sería descabellado pensar en que el nuevo entrenador echaría el resto, como hizo en el debut en el Pizjuán.
Los fichajes han estimulado al aficionado y los buenos resultados aportan tranquilidad y confianza al equipo. Pero, además, el calendario ha proporcionado al entrenador un tiempo extra que será favorable para seguir trabajando y que en este tránsito, lo que hasta ahora no ha sido más que un prólogo, encuentre la deseada continuidad de futuro.
Por delante queda un largo camino,  y aunque no es malo derrochar ilusión, tampoco es tan bueno dar por hecho cosas que todavía no han sucedido y que no dejan de ser incógnitas por despejar. Desde el entrenador al rendimiento del vestuario –la plantilla prácticamente se ha renovado–, sin olvidar que el empresario de Singapur que aún no ha estampado la firma para la adquisición de la sociedad. Vamos, que confianza sí; pero tiempo al tiempo. Como dijo aquél: Sin prisas, pero sin guasas. ¿O sería sin pausas?
 
551 (Publicado en Las Provincias, el 5 de septiembre de 2014) 

2/9/14

El regante de inquietudes


Publicado en Valencia Fruits, nº 2.640 (2 de septiembre de 2014)

26/8/14

La palabra no es siempre el espejo de la acción

Publicado en Valencia Fruits, nº 2.639 (26 de agosto de 2014)

29/7/14

Gaza

Publicado en Valencia Fruits, nº 2.638 (29 de julio de 2014)

23/7/14

El peso de la Ley

Publicado en Valencia Fruits, nº 2.637 (22 de julio de 2014)

18/7/14

A VER SI ME LO EXPLICAN

Seguramente lo que se está haciendo es lo que toca hacer para no perder comba en lo deportivo. Pero a ver cómo se puede rebatir que la situación del Valencia resulta muy difícil de entender y por lo que se ve, probablemente también de explicar. Es cierto que desde el club se intenta transmitir optimismo de que en breve se alcanzará la solución definitiva de venta de la sociedad. Pero la realidad dice que el proceso negociador continúa en vía muerta. Sigue en compás de espera y, sin embargo, los fichajes y los traspasos que se están haciendo, con el visto bueno de Jorge Mendes, suenan al dictado de los deseos de Peter Lim.
Que nadie entienda que se trata de poner aquí en entredicho la capacidad del nuevo entrenador, Nuno Espírito Santo, o la valía del delantero Rodrigo y del centrocampista André Gomes. Es evidente que el Valencia no puede ni debe detenerse porque queda poco más de un mes para que comience la Liga 2014-15, y todo lo que no sea fortalecer y cerrar la plantilla cuanto antes, iría en detrimento del posterior rendimiento del equipo.
Sin embargo no se puede obviar que los tres citados –omito a Otamendi porque ni se ha dicho cuánto a ha costado ni a través de quien ha venido de Oporto...– pertenecen a la cuadra del empresario de Singapur que sí, puede que esté todo lo cerca que se quiera de convertirse en amo y señor del Valencia. Pero hoy, al menos cuando estoy poniendo el punto final a esta columna,  aún no es nadie en el club y en cambio todo lo que se hace y deshace tiene el color de haberse llevado a cabo bajo su batuta. Y ya digo que no sé ni cómo se puede explicar ni mucho menos, entender.
Hace unos días repitieron en la tele esa película de Bruce Willis en la que encarna a un psicólogo infantil que trata a un niño que recibe visitas no deseadas, y he vuelto a pensar en que más de un aficionado del Valencia debe de sentirse tan aturdido como ese chaval. Para  comprender lo que está ocurriendo en Mestalla se necesita un "Sexto sentido" y para para seguir adelante hay que exigir mucho sentido común.
 
550. (Publicado en Las Provincias el 18 de julio de 2014)